LOS MEJORES HÁBITOS QUE PUEDES TENER EN LA VIDA

          Incluye estos buenos hábitos en tu vida diaria

Si decimos que no somos criaturas de hábitos, mentiríamos, los hábitos son aquellas conductas que tenemos asumidas como propias en nuestra vida cotidiana y que inciden positiva o negativamente en nuestro bienestar físico, mental y social. Por lo tanto, centrémonos en los buenos hábitos.

La práctica de buenos hábitos nos sirven de red de seguridad en la que nos vemos sostenidos al caer y nos permite una recuperación rápida. Claro que la red tendrá que estar tensa, y para conseguir tensarla habrá que practicar. 

Apartar los malos hábitos y reemplazarlos por unos mejores no es tarea fácil. Requiere compromiso, voluntad, continuidad y el deseo de superar obstáculos, mejorando nuestra forma de actuar, de pensar y sentir. La forma que afrontamos los problemas o situaciones negativas marcarán la diferencia. Ya lo decía mi padre, los problemas acaban una vez estemos 3 metros bajo tierra. 

Normalmente, buscamos ayuda en las prácticas en los momentos de pánico, solo en esos momentos recordamos comer sano o hacer ejercicios, cuando los análisis nos dan un aviso o se acerca el verano, o descansar cuando nuestro cuerpo ya no puede más. Respirar profunda y conscientemente ante situaciones de estrés o durante un ataque de ansiedad, es muy útil, pero si no tenemos costumbre de controlar nuestra respiración, hacerlo durante un ataque de ansiedad, es realmente complicado. 

 

                

 

Pon en práctica estos buenos hábitos y mejora tu vida

Levántate temprano

Algo tan sencillo como despertarse temprano puede que en cuestión de algunos meses consigamos ser personas más competentes, somos lo que hacemos, si conseguimos adoptar rutinas que sumen, seremos capaces de transformar nuestra vida diaria.

El ritmo cardíaco, forma parte del reloj biológico de tu cuerpo, hace que muestres más predisposición a poder realizar tareas que exigen mucha actividad desde antes de las 12 del medio día, en cambio a partir de las 18h (aproximadamente) tu nivel de energía decae considerablemente.  

Te permite planificar mejor el día, las primeras horas de la mañana son ideales para ordenar y planificar las responsabilidades del día, tendrás tiempo para hacer una o varias pequeñas exigencias como leer un libro, hacer ejercicio, etc.

Muchas personas tienen problemas para conciliar el sueño, levantarse temprano es una de las soluciones más útiles para evitar esto, porque si lo adoptas como un hábito más, será poco probable que tardes mucho en dormir por las noches.

 

Sonríe es buena terapia

La sonrisa transmite buenas sensaciones y es altamente contagiosa, la respuesta natural a una sonrisa es la de devolverla, la sonrisa influye en nosotros mismos como en los demás. 

Rompemos el hielo, qué difícil se hace llegar a un sitio y no conocer a nadie, con un simple gesto hace que todo cambie. Hace que seas más feliz, este es uno de los mejores hábitos para conseguir paz emocional, mental y espiritual, gracias al simple hecho de sonreír. 

La psicología de nuestro cuerpo dicta la psicología de nuestra mente, cuando encorvamos la espalda o nos hacemos pequeños, o cualquier expresión física de depresión o infelicidad, nuestra mente capta las señales y las activa en nuestro cerebro. Sin embargo, cuando cambiamos nuestra postura física nuestro cerebro hace lo mismo.

Sonríe para que confíen en ti, un estudio en 2001 se demostró que las personas eran un 10% más propensas a confiar en otra persona si ésta estaba sonriendo. Mientras una sonrisa nos presenta como una personas amables y sociales, las personas que no sonríen son percibidas como más amenazantes e incluso más poderosas, lo que puede resultar útil para ciertos individuos que quieren mantener la distancia o estatus superior. Sea como sea, intenta sonreír más.

 

Ejercita tu cuerpo

Uno de los mejores hábitos en la vida es hacer ejercicio todos los días, y no estamos hablando de mover kilos y kilos, ni de prepararse para un Ironman, sí de planificar los entrenamientos acorde a nuestro nivel físico. Realizar una actividad física de forma regular puede ser una práctica beneficiosa en el desarrollo y rehabilitación de la salud. También ayuda al carácter la disciplina y toma de decisiones cotidianas de la vida. 

Ejercicio físico, ya sea de corta o larga duración, contribuye a establecer un bienestar mental, mejorando la autonomía, la memoria, rapidez de ideas, y promoviendo sensaciones como el optimismo o la euforia, al mismo tiempo que se mejora la autoestima, lo que produce beneficios en diferentes enfermedades como la osteoporosis, la hipertensión, o las crisis diabéticas

La intensidad y la carga serán determinadas de forma individual, ya que dependerá de la condición física y nivel técnico de cada persona. 
    
Algunos beneficios biológicos y psicológicos   

  • Mejora la forma y resistencia física
  • Aumenta la fuerza y el tono muscular 
  • Ayuda a mantener el peso corporal
  • Reduce la sensación de fatiga
  • Incrementa o mantiene la densidad ósea
  • Mejora la flexibilidad y la movilidad de las articulaciones
  • Mejora la autoimagen
  • Mejora la autoestima
  • Rebaja la tensión y el estrés
  • Reduce el aislamiento social
  • Aumenta el estado de alerta
  • Incrementa el bienestar general
 

Mantente inspirado

Está claro que cuesta mantenernos motivados durante mucho tiempo, cuando pasan cosas negativas en la vida que nos alerta o nos saca del camino, nos desmotivamos fácilmente. Una de las mejores formas de seguir motivados es buscar inspiración diaria.
 
Adopta la costumbre de hacer cosas que te gusten, que te ilusionen, esto es clave para estar motivado, inspírate en personas que han conseguido cumplir sus sueños, o simplemente lee un libro, entrena diariamente manteniendo una vida activa.
 
Deja de intentar caer bien a todo el mundo, se auténtico, respeta tu ser, sé la persona que verdaderamente eres, no debería ofender a nadie. Solo tú sabes lo que es mejor para tu vida, así que cuando sientas algo, actúa en consecuencia. Es mucho mejor prevenir los problemas que solucionarlos, deja de hacer cosas que caen bien o buscar la aceptación de los demás, y empezar a hacerlas para buscar la mejor versión de ti mismo.
 
Cuida tu aspecto físico y espiritual, estar llenos de energía nos ayuda a estar más motivados, cada día pon el foco en cuidar tu cuerpo, tu mente, tus emociones y tu vida espiritual, estar inspirado será la consecuencia de hacer lo siguiente cada día.     
 
 

Dedícate tiempo

Uno de los hábitos que menos tenemos en nuestra vida es el de aprovechar el tiempo de descanso o disfrutar de tiempo para nosotros. Todos los días, haz algo que te motive hacer, no importa lo pequeño que sea. No se trata de logros y éxitos, si haces pequeñas cosas que te motiven, estarás instalando un sentido de paz mental que te ayudará a enfocarte desde tu yo interior.
 
Ya sea que escuches tu canción favorita a todo volumen, o conduzcas por las calles que más te gustan, o caminar por el parque, o veas una película o cualquier otra cosa que te guste, sólo asegúrate de tener un momento del día para ti, todos los días.
 
     

 Actúa ahora y no después

Empieza a actuar ahora y no después. Es un tópico que hemos escuchado en repetidas ocasiones, sin embargo, muchos de nosotros seguimos sin ponerlo en práctica, hacemos todo lo contrario. No hacemos las cosas por un montón de motivos, lo cual limita nuestro progreso y nuestra capacidad para lograr cualquiera de los objetivos que nos hemos puesto.
 
Si nos cuesta dar ese primer paso que nos lleve a actuar, lo mejor que podemos hacer es usar la regla de los 15 minutos.
 
Coge eso que has estado posponiendo, y pon el cronómetro del móvil a 15 minutos, luego dedícate durante esos 15 minutos a hacer esa tarea que tienes que hacer. ¿Por qué 15 minutos?. Porque rompe el ciclo de la inacción, después de 15 minutos ya tienes el impulso suficiente para seguir y seguir sin parar. 
 
 

Come sano

¿Por qué comer sano? Nos permite mantener una estilo de vida saludable desde pequeños y disminuye las probabilidades de contraer enfermedades en nuestra edad adulta. Es aquí donde los buenos hábitos juegan un papel muy importante.
 
Enfermamos menos porque nuestro cuerpo se regula naturalmente, mantenemos las defensas altas y nos aportan los nutrientes necesarios para estar protegidos. 
 
Este hábito no requiere mucho esfuerzo, solo un poco de planificación y si siempre estás corriendo para salir de casa, deberías plantearte levantarte antes para asegurarte de tener el tiempo necesario para dejarlo todo preparado, y así tener una preocupación menos durante el día. No esperes más para incorporar este gran hábito a tu vida.
 
 

Completa 10.000 pasos al día      

«Aquí nos tenemos que parar un momento» Este hábito no se tiene que convertir en una obsesión, lo digo por experiencia propia. Completar 10.000 pasos al día es, a buen seguro, beneficioso para la salud, pero también hay que decir que puede ser un objetivo difícil de cumplir, o directamente inalcanzable para muchos, y no por ello debe considerarse que alguien que no sea capaz de alcanzar esa cifra deba considerarse como una persona físicamente poco activa. 

Muchas personas han escuchado hablar sobre los beneficios de caminar 10.000 pasos al día. Sin embargo, como sociedad tendemos a quedarnos cortos con este objetivo. Caminar 10.000 pasos no es suficiente para prevenir el aumento de peso, sin embargo puede aportar mejoras como el aumento de la actividad física, beneficios emocionales y de salud, según un estudio realizado por la Universidad Brigham Young (Estados Unidos).

¿Y tú? , ¿Serías capaz de completar 10.000 pasos al dia? 

 

No dejes de aprender

Comprométete con el aprendizaje y con mejorar tu vida, ya sea aprendiendo nuevas habilidades o mejorando los que ya tienes. Aprende idiomas, lee un libro o un artículo, o simplemente viendo un tutorial por YouTube, aprender no ocupa espacio. 

Busca algo que realmente valga la pena aprender, y dedícale algo de tiempo cada día.

 

 

Pensamientos positivos siempre 

He dejado este hábito para el final porque considero que es el mejor de todos. Nada es más poderoso que la mente, para lo bueno y para lo malo, la mente juega un papel más que importante en nuestras vidas.
 
Mantener pensamientos positivos nos permite enfocarnos en las oportunidades y ventajas que nos ofrecen las situaciones, el problema es que estamos acostumbrados a maximizar esos pequeños errores que nos desvían de objetivos realmente importantes.
 
Esther Hicks, dice que tener un pensamiento positivo durante 15 segundos puede llevarte a generar otro pensamiento positivo, lo que lleva a tener un nivel de energía mucho más alto y más abierto a que las cosas buenas sucedan, simplemente porque estás más consciente y pendiente de lo bueno más que de lo malo.
 
Un ejemplo claro, esta página web tiene muchos fallos, que a simple vista no soy capaz de identificarlos (de momento), aún así, mi atención está puesta en el futuro, en que tarde o temprano este proyecto personal empezará a coger forma, mi mayor satisfacción será ver que se convierte en realidad.             
      
 
 

                  

 
 
 

 

 
 
   
  
 
 
       

 

                 

 
                  

Los hábitos antes mencionados, son los mejores hábitos que se puede tener en la vida. ¿Con cuántos estás dispuesto a comprometerte?  Todo se resume en unos cuantos pasos que se pueden ir incrementando día a día para ayudarte a construir un repertorio de hábitos que te hagan lograr todo lo que desees. Los malos hábitos son difíciles de desecharlos, salir de nuestra zona de confort cuesta, por lo tanto, no pierdas más tiempo valioso que puedes invertir en cambiar tu vida.

No Dejes De Moverte.